Consejos para cuidar tu vista mientras estás trabajando

Una gran cantidad de personas pasan varias horas al día trabajando frente a una computadora o con un dispositivo electrónico. Por lo general, lo hacen sin tener en cuenta el efecto que esto tiene en su salud visual. Por eso, desde Óptica Griensu queremos compartirte algunos consejos para evitar la aparición de fatiga visual y otros problemas que pueden dañar tu vista. Tomá nota:

  • Mantener una distancia de 30 centímetros respecto al dispositivo con el que estés trabajando.
  • La dirección de la mirada debe ser hacia abajo, para poder levantar la mirada y poder enfocar bien los objetos lejanos.
  • Parpadear con frecuencia. Al reducir la frecuencia de parpadeo se puede percibir la sensación de sequedad ocular.
  • Utilizar una buena iluminación al trabajar. La luz debe provenir del lado contrario al que se escribe.
  • Evitá frotarte los ojos y nunca lo hagas con las manos sucias. En caso de irritación no debés hacer lavados con remedios caseros como té ni utilizar gotas oculares sin indicación médica.
  • Se recomienda mirar a lo lejos unos 15 minutos por cada hora de trabajo para descansar la visión. Esto permitirá que el cristalino se relaje.
  • Para no forzar la vista, es fundamental reducir el brillo del monitor al mínimo que te permita trabajar de forma cómoda, evitando que haya reflejos molestos en la pantalla.
  • Cuidar el tiempo que se pasa frente al monitor y otros dispositivos como celulares o tablets.
  • Dormir bien. Descansar un mínimo de entre seis y ocho horas nos ayudará a que nuestra vista esté en perfectas condiciones.
  • Cuidar la alimentación. Se recomienda consumir alimentos ricos en omega 3 (pescado azul, aceite de oliva, frutos secos) para reducir molestias relacionadas con el ojo seco.
  • Mantener una hidratación adecuada. Beber abundante agua contribuye a tener una buena lágrima que reduzca las molestias por sequedad.
  • Es importante que utilices filtros para la luz azul, muy dañina para tu piel y tus ojos. Consultá con tu óptico de confianza para que te recomiende los cristales adecuados.

Poner en práctica estos consejos ayudará a proteger tu vista para que tu salud ocular no se resienta durante las horas que trabajás. No obstante, ante cualquier anomalía que detectes en tu visión, es aconsejable consultar con un oftalmólogo.